sábado, 10 de noviembre de 2012

Ruina y Esperanza



Tempestad de ruido, confusa bruma:
de tus entrañas nace la esperanza.
Dulce canto de aves, luminosa luna...
Vestigios de fe, de amor y de alma.

Todas las cadenas caen, a una, 
y el alma, libre, a su luz abraza:
vida-y-muerte, humana dictadura.
Atavío de férrea lucha en el alma.

La fuerza terrible del rayo azota
al mundo en tinieblas, loco y ciego...
Ellos departen su ruina dolosa.

Cual quimérico tesoro, herederos 
de miseria y de mentira, sus bocas
consumen, ansiosas, piedra y viento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada