sábado, 26 de noviembre de 2011

Instante supremo y Sólo yo

                                                               I
Este supremo instante
síntesis de tantos días
y años

es el paso diminuto
de un gigante
temblor de las entrañas
de la vida

Es lo que ha sido
Es

Retorno al niño
al muchacho inconsciente
Clarificación de un nombre


                II
Trueque de tus ojos mirándome,
abriendo placeres.

Tu boca abierta
que en mansa miel se convierte.
Tu carne viva: ardiente y santa.

Orbitaré tu imagen
como eco perenne de tu gente.
Quienquiera en quien te quiera
será tu fuego, luz y palabra.

Sólo yo sabré la ruta de ti.
Sólo yo. (Y entre mis sueños
te cobijarás siempre en secreto.)
Sólo yo… Porque tú eres mi vida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada